Root Letter: Last Answer

released on Dec 20, 2018

Root Letter: Last Answer implements a live-action “Drama Mode” that faithfully reproduces every location and character that appears in the game with a cast of 90 actors. By realistically reproducing the beautiful scenery of Shimane Prefecture and the people that live there, the human drama story of Root Letter that depicts the youthful regrets everyone holds and those trying to overcome them can be enjoyed as if watching a TV drama.

Of course, the game also includes an “Original Mode” in which you can enjoy the Taro Minoboshi-illustrated versions of the game’s charming characters and scenic beauty of Shimane Prefecture from the previous game. Enjoy the story however you prefer, either with live-action or illustrated visuals!


Reviews View More

Super Soundtrack, ziemlich spannend. Hätte gerne länger, deutlich länger gehen können.
War noch nie ein Fan von dem Prinzip "Mehrere Enden such die das belangloseste aus".
Aber da kommt man bei VNs ja nicht drumherum.

La decepción en lo que llevo jugado de año. Hay tantas cosas mal en la narrativa de este juego... y siendo una visual novel es un tanto importante. Hacía mucho tiempo que no pensaba tan seriamente en dropear un juego a mitad, y debería haberlo hecho.
Sigue el esquema habitual de muchas otras visual novel, una historia que a raíz de varias decisiones que vayas tomando termina en una cosa u otra. Y ya empezamos mal en cómo implementa la mecánica de decisiones, siendo respuestas a cartas que no tienen impacto ninguno en la historia. De hecho, no hace falta que leas ni la mierda que respondes, total está simplemente para llevarte a X o Y final. Luego usa una absurdez de método para cuadrar los diferentes finales (aunque algunos ni eso). Va dejando cabos sueltos, y dependiendo del final pues los va pillando. Aun así, la mayoría son un cambio totalmente brusco en lo que era hasta ahora la historia, quedando rarísimo, y ni los finales chorras llegan a tener el humor o interés suficiente para que esto no importe.
La historia nace con cierto interés, pero el usar mal sus propias mecánicas o no saber escribir un guion en condiciones con ellas hace que quede una narrativa muy muy pobre. No es que tenga 500 finales, pero se me ha hecho pesadísimo sacarlos todos, no recompensa lo negativo.
Los personajes están construidos de manera más o menos potable, aunque con el desarrollo de la historia más de uno tenga una evolución incoherente. Pero lo peor sin duda es el "protagonista". Optan porque no sea un mero avatar y otorgarle cierta personalidad. Nunca pensé que preferiría a un puto avatar. El personaje más odioso que he visto en mucho tiempo, es despreciable. Y si fuera intencional encarnar a un hijo de puta estaría dentrísimo, pero es que lo quieren hacer ver como el bueno de la película, y es un puto demente.
Esto lleva a los "interrogatorios", a.k.a acoso psicológico. La mecánica en sí no está mal y recuerda a Phoenix Wrigth, pero son torturas psicológicas que cruzan la barrera del acoso, cuando no es ni intencional (sería interesante) y ni de coña está justificado. Pobre Four-Eyes..
Seguiría mencionando peros a la narrativa, pero no me merece, así que por sacar algo positivo. El arte está bien, diseño de pjs y localizaciones (imagino que sacadas con filtros desde fotografías) ok, aunque esto se pierde con el modo mierdero live action.
La banda sonora es escasa pero los temas que tiene acompañan bien y apetece escucharlos mientras juegas. En resumen, 20h de mi vida que podría haber aprovechado haciendo punto de cruz y menos mal que lo he ido turnando con 13 Sentinels. I owe you my life, Yisus.